Consultas periódicas del neurodesarrollo del bebé


Cuando nace nuestro bebé, al salir del hospital nos indican que lo revise el pediatra a los pocos días. En esa primera visita, nos indican volverle a ver a los quince días. Luego al mes, los dos meses, los tres.... Nadie pensamos "¿Irá algo mal con mi hijo?", sino que entendemos perfectamente que hay que hacerle un seguimiento para ver que efectivamente todo va bien. En estas revisiones se controla el peso, el perímetro cefálico, la estatura, se le realizan las vacunaciones que corresponden llegado el momento... Hasta ahí todo bien.

Pero ¿en algún momento se revisa con detalle si nuestro bebé tiene un desarrollo neuromotriz correcto?. Es decir, ¿está cumpliendo con los "hitos motores" que se deben lograr en cada fase del desarrollo?. La respuesta es NO. Entre otras razones, una consulta de pediatría no dispone del TIEMPO suficiente para realizar las pruebas necesarioas para comprobar ésto.

En cada momento, el niño debería conseguir una serie de LOGROS que hay que verificar: el momento que tiene FIJACIÓN VISUAL, cuanto y cómo es capaz de mover el cuello, alcanzar objetos tumbado sobre su espalda, o sobre su abdomen, con una mano o con las dos, arrastrarse, gatear, voltearse.... Son sólo algunos de los puntos a evaluar.

Es el FISIOTERAPEUTA PEDIÁTRICO el profesional encargado de realizar el seguimiento del bebé en este terreno. Y él debe indicar a los padres los estímulos adecuados que deben realizar a su hijo para intentar lograr ese DESARROLLO IDEAL.

Por ello, es recomendable que, al igual que se realizan revisiones periódicas al pediatra, el bebé sea controlado nada más nacer por un Fisioterapeuta Pediátrico, que le realizará controles si todo va bien en tres oo cuatro ocasiones a lo largo del primer año de vida, EL MÁS IMPORTANTE EN EL DESARROLLO MOTOR E INTELECTUAL del bebé.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • LinkedIn Social Icon