ALGUNOS CONSEJOS...

-Nuestro trabajo, nuestra actividad deportiva.... en suma, nuestra vida, implica situaciones perjudiciales para la salud: malas posturas, sobresfuerzos, hábitos de movimiento incorrectos, etc El consejo de un profesional nos ayudará a minimizar estos efectos.

 

- Desde el momento del nacimiento, un bebé debe pasar por una serie de etapas que condicionarán su desarrollo motor y neurológico futuro. El control entre los 0 y los 12 meses es vital para asegurar que se cumplen todos los hitos motores.

 

- Existe correlación entre los niños que tienen dificultades de aprendizaje o déficit de atención y la presencia activa de reflejos primitivos (que deberían desaparecer en los primeros meses de vida). El tratamiento fisioterápico en estos niños es una ayuda imprescindible dentro del trabajo multidisciplinar.

 

-Cuanto más tiempo pasa desde que notamos una molestia hasta que tomamos medidas, más difíciles y largas son las soluciones.

 

-La prevención es la mejor herramienta para evitar las lesiones. Igual que hacemos revisiones periódicas de nuestro vehículo, nuestra instalación de gas; igual que visitamos el pediatra para ver a nuestro bebé al mes, a los dos meses, a los seis, al año...; o visitamos al odontólogo anualmente para revisar nuestra boca.... ¿No sería lógico revisar nuestro cuerpo ante la más mínima sospecha de que algo puede no funcionar?

 

-Pasamos muchas horas sentados. Demasiadas. Una correcta postura en la silla es fundamental para evitar patologías de columna. Y no todos los consejos que se escuchan sobre las posturas van en la buena dirección...

 

-Es importante la actividad física para nuestra salud. Pero siempre que esté bien hecha...

 

-La nutrición puede marcar todas las respuestas de nuestro cuerpo. Déjate aconsejar en este terreno, puedes ver resultados sorprendentes.